RESPIRAR ES LA PRIMERA NECESIDAD BÁSICA

0
331

El asma en España afecta a un 5% de la población adulta, y entre el 8% y el 12% de los niños y adolescentes. En valores absolutos, el asma asciende a y más de medio millón de niños hasta los 14 años. Dña. Conxita Grau sabe bien lo que es vivir con asma. Y también lo importante que es la información cuando una persona tiene asma. Ella es la presidenta de AsmaMadrid (asmamadrid.org), en su opinión, el asma es una enfermedad crónica que se puede controlar porque cada vez hay mejores tratamientos. Pero, una patología en la que resulta determinante tener un control constante y mucho conocimiento. “Más información, tanto de la sociedad como de los propios enfermos”, asegura la presidenta de AsmaMadrid.

Dice que hay un gran desconocimiento de la enfermedad.

En el asma confluyen una serie de factores que el paciente debe conocer porque son importantes para poder vivir con la enfermedad. En primer lugar, existe un gran desconocimiento de la patología. Hay muchos aspectos que una persona con asma tiene que conocer. Y además, las personas que viven con un asmático también han de saber muchas cosas del asma, porque de lo contrario puede afectar a la calidad de vida. Por ejemplo, para controlar las crisis asmáticas es fundamental el hecho de tener información y de saber aplicar correctamente el tratamiento. Porque muchas personas creen que están muy bien y abandonan el tratamiento con inhaladores; y eso es un error…

“Más de 3 millones de adultos padecen asma en nuestro país. Y, además, más de 500.000 niños de hasta 14 años

Tenemos que asumir que hay un gran desconocimiento sobre el asma en la sociedad. El asma no se manifiesta, no se le da importancia y tiene mucha. Respirar es la primera necesidad básica. Y no nos damos cuenta de lo que supone respirar cuando estamos sanos, porque lo hacemos de forma automática; es una reacción vegetativa. Sólo lo valoramos cuando nos asfixiamos, nos ahogamos, tenemos problemas para respirar, no podemos subir las escaleras… Y este desconocimiento es tanto personal como de la sociedad.

La falta de información a la que se refiere, ¿es la responsable de que no se diagnostique a tiempo la enfermedad en muchos casos?

El diagnóstico precoz es un problema. En muchas ocasiones la enfermedad está mal diagnosticada, y se puede confundir con un resfriado. Así, va pasando el tiempo y es más difícil abordarlo.

Pero, ¿el asma tiene unos síntomas bien definidos?

Sí. Tos persistente, especialmente por la noche al acostarse, sibilancias o pitos. Son síntomas muy definidos, pero a veces la propia persona afectada tiene resistencia en acudir al médico y el asma se diagnóstica tarde. Al principio no se da importancia a la enfermedad porque ésta no se inicia bruscamente, sino que es progresiva. Los bronquios se van cerrando poco a poco. Puede empezar a cualquier edad.

¿Cómo se debe hacer un buen diagnóstico del asma?

Hay que potenciar las consultas de atención primaria e incluir las enfermedades respiratorias en las carteras de servicios. Es decir, en los centros de salud se deben hacer espirometrías y, como enfermedad crónica que se equipare a la hipertensión o la diabetes, y que se nos facilite esa información. De esta forma, se reducirían los ingresos hospitalarios causados por crisis, se reducirían las listas de espera, las visitas a los especialistas. Es cuestión de organización de la sanidad pública, sobre todo en unos momentos en que está siendo criticada en algunas comunidades autónomas.

¿Y, cuando se diagnostica…?

Una vez que se ha diagnosticado correctamente hay que aprender a controlarla. Y para eso es vital la educación sanitaria y el papel del médico de atención primaria. Hay que saber, por ejemplo, utilizar los medicamentos, los inhaladores, etc. Y no es fácil aprender, sobre todo porque muchas veces no recibes información suficiente. Tienen que enseñarte a controlarte. Aparte del control de uno mismo, tienen que enseñarte a usar un inhalador, especialmente en las personas mayores. Aquí el papel de la enfermería debe ser fundamental. Y el de las Asociaciones de pacientes, que lo que hacen es apoyar a los pacientes facilitándoles la información. Las Asociaciones son un complemento para los pacientes.

Porque además, el tratamiento de un paciente asmático no es sólo el farmacológico; va más allá. Hay que hablar de la prevención de las crisis. Por ejemplo, en muchas casas hay productos de limpieza que agravan la enfermedad, como la lejía, y muchas personas con asma no lo saben porque nadie se lo ha dicho. Es verdad que hay información sobre las sustancias que perjudican a las personas con asma pero, en general hay mucho desconocimiento.

Para una persona con asma ¿qué supone vivir en entorno tan agresivo, tan contaminado como una gran ciudad? ¿Cómo luchar contra la contaminación?

A veces es muy duro vivir en ambientes contaminados. Y no sólo la contaminación, que a veces te impide salir a la calle. También está el frío…Es difícil. El aire acondicionado y el aire caliente muy seco de los transportes públicos o de los edificios. Ahora bien, es importante no confundir la alergia con el asma. Hay muchos alérgicos que no son asmáticos, y asmáticos que son alérgicos. El asma es una hiperreactividad bronquial.

“Las cifras de una realidad en España: 3.000.000 de adultos y más de 500.000 niños de hasta 14 años padecen asma en nuestro país”

¿Qué consecuencias tiene el asma en la vida de una persona?

Aparte de que nos condiciona de alguna manera nuestra vida, el asma está muy relacionado con el absentismo laboral y escolar. El absentismo laboral implica pérdida de ingresos económicos, pérdida de autoestima, etc. Una persona con asma, ante la imposibilidad de trabajar, puede caer perfectamente en una depresión. Para una persona que lleva 40 años trabajando en un mismo lugar es muy difícil aceptar una baja o un cambio de trabajo, sobre todo en la empresa pública. El impacto de asma es muy importante.

¿Qué consejo se podrían dar a las personas mayores con asma?

Las personas mayores tienen más complicaciones, ya que el asma convine con otras enfermedades. Además, el tratamiento es complejo y necesitan mucha más información en cuanto a la forma en la que se deben de administran los inhaladores. Son pacientes hipermedicados. En muchos casos, las personas mayores con asma tenían problemas con el uso de los inhaladores: soplaban en vez de aspirar; por eso ahora se utilizan cámaras para la administración de los corticoides.

Consejos básicos de los especialistas

  • Evitar la exposición al tabaco.
  • Extremar el cuidado en la limpieza del hogar, ya que ácaros, lejía, amoníaco y aerosoles no son buenos compañeros para el paciente.
  • Actividad física. El pulmón funciona mejor cuando se hace ejercicio. Con una medicación adecuada, los asmáticos pueden practicar casi cualquier deporte, aunque el más adecuado sería la natación. Además, dejar al niño asmático que juegue al fútbol u otro deporte en la escuela, evita que sea marginado en su entorno educativo y de amistades.

Beneficios de las medidas sencillas

“En el primer contacto con la enfermedad la informaciónes es insuficiente”, denuncia Soledad Alonso Mostaza, presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermedades Respiratorias (FENAER). “Sales de la consulta con un montón de información sobre el tratamiento. Y con un mensaje. Puedes mejorar, pero el asma nunca se cura. Pero no ocurre por ejemplo lo que pasa con los diabéticos, a los que se les da una lista sobre lo que pueden o no comer. Para el asmático no existe dicha lista”. Y, como reconoce Soledad Alonso, hay muchos productos que puede ser tóxicos para la salud de las personas con asma: productos de limpieza como lejía, detergentes, ambientadores, perfumes, colonias, etc. “Se puede decir que el 99% de las madres con asma, y con hijos asmáticos, tienen estos productos de limpieza en casa. A pesar de que son tóxicos para los asmáticos”.
“Medidas tan sencillas como replantar árboles que suelten menos polen
Es verdad que pueden tener un gran impacto sobre la calidad de vida de los asmáticos”
Esta realidad, afirma Conxita Grau, presidente de Asma-Madrid, es fruto de una mala información y educación sanitarias, por lo que sugiere explicar antes que culpabilizar a los progenitores para que ayuden a sus hijos a llevar una vida lo más normal posible, incluidos juego y deporte, con la medicación que necesiten. Dice la presidenta de FENAER que cuando el médico da información sobre el tratamiento debería proporcionar también información sobre los productos tóxicos. “Sobre aquellos elementos que pueden perjudicar la salud de una persona que sufre asma”.

Y por eso dice que sería recomendable hacer un listado de los productos tóxicos. “Es tan sencillo como hacer una campaña de información. Muchas personas no leen información sobre su enfermedad y, si el médico no se lo explica… Tenemos el ejemplo de cómo ha calado lo importante que es reducir el colesterol y las medidas que hay que seguir”. Como conclusión, tanto Dña. Soledad Alonso como Dña. Conxita Grau consideran que hay poca información sobre el asma, a pesar de que afecta a muchas personas. “Los asmáticos luchamos. Queremos un aire limpio y tratamos de luchar por ello. Somos muy pocos, aunque cada vez más…” Como ejemplos, ponen que medidas sencillas y simples tienen efectos beneficiosos; “como las que se están implantando en algunos lugares de Andalucía, como cambiar los árboles plataneros por otros que suelten menos polen. Así se mejora la salud de los asmáticos. Medidas muy sencillas pueden tener un gran impacto sobre la calidad de vida de los asmáticos”

Compartir
Artículo anteriorGRUPO BALLESOL Y SEGUROS SANTALUCÍA
Artículo siguienteESCAPADAS ACCESIBLES: ¡TODOS PODEMOS VIAJAR!
BALLESOL
Grupo Ballesol es la empresa dedicada y especializada en la gestión de residencias geriátricas para la Tercera Edad . Desde sus comienzos en 1.980 hasta el momento actual, el Grupo de residencias de mayores es fiel a su compromiso de dotar a sus clientes de los mejores cuidados y atenciones para que se sientan confiados, seguros y satisfechos