LARGA VIDA A LA AMISTAD

0
171

¿Sabía que las relaciones sociales nos hacen más longevos y mejoran la calidad de vida?

Lo curioso es que cuanto más duradera era la amistad, menor era la pendiente que percibían las personas al final del trayecto. “Hasta la percepción visual del mundo físico cambia cuando hay un amigo cerca”, comentaban. Teniendo amigos se vive más y mejor, se reducen las posibilidades de padecer problemas del corazón, evita el abuso de alimentos que potencian el sobrepeso y mejora la actividad cerebral, es la mejor medicina para el cuerpo y el alma.

“Las pendientes en el camino parecen menos empinadas al lado de un amigo”.

A esta conclusión llegaron investigadores británicos y estadounidenses tras un estudio con personas que fueron invitados a subir una colina solos o acompañados.

AMIGOS CIENTÍFICAMENTE COMPROBADOS

Un estudio realizado por la Universidad de Brigham Young (Estados Unidos) considera que la carencia de relaciones sociales equivale a fumar más de 15 cigarros al día. De ahí la importancia de fomentar las buenas relaciones sociales para nuestro bienestar. La ausencia de amigos es tan mala como el alcoholismo o la adicción al tabaco. Tras realizar un seguimiento a 1.500 personas durante una década, científicos australianos han llegado a la conclusión de que las personas con un amplio círculo de amigos, el riesgo de fallecer disminuye más de un 20 por ciento. “Estar conectados con otros es esencial para vivir más años”, concluían .Si somos víctimas del cáncer, el efecto resulta aún más evidente. En 2006, un estudio de la Universidad de California realizado sobre 3.000 mujeres que padecían cáncer de mama reveló que las enfermas sin amigos íntimos eran cuatro veces más propensas a fallecer debido al tumor que las que tenían diez o más amigos.

“Hasta la percepción visual del mundo físico cambia cuando hay un amigo cerca”

¿CÓMO HACER AMIGOS?

  • Únete a una organización, o un club, donde la gente tenga los mismos intereses o aficiones que tú. No hace falta que compartáis todos los intereses, de hecho, las amistades más enriquecedoras son las de dos personas que no tienen demasiado en común.
  • Sé voluntario. El voluntariado es una manera genial de conocer gente de todas las edades. Trabajar juntos crea vínculos entre las personas.
  • Haz contacto visual y sonríe. Si tienes una expresión de “pocos amigos” en tu cara, es menos probable que la gente se sienta atraída hacia ti. Algunos hábitos que debes evitar son mirar fijamente a la gente, poner cara de aburrimiento, cruzar los brazos o quedarte sentado en una esquina sin decir nada.
  • Empieza una conversación. Hay muchas maneras de hacer esto, como hacer algún comentario sobre lo que os rodea (Hablar del clima es un clásico: “Parece que hoy no va a llover, ¡menos mal!”), pedir ayuda (“Podrías echarme una mano con estas cajas, por favor” ).
  • Ten conversaciones breves. Mantén el tono suave y alegre. Si vas a quejarte por algo, asegúrate de que esa persona también está molesta con eso, y enfatiza algo positivo, como la manera de evitarlo la próxima vez. Los expertos suelen decir que es bueno seguir la regla 30/70 (30% hablar, 70% escuchar) durante una conversación, si es posible.
  • Escucha a tus amigos. Muchas personas piensan que, para que los demás quieran ser sus amigos, deben parecer muy interesantes. Pero, mucho más importante, es la habilidad de demostrar que “realmente te interesas” en los demás. Escucha con atención lo que los demás tengan que decir, recuerda detalles importantes sobre ellos (como sus nombres y lo que les gusta o no).