LAS PLANTAS REGALAN VIDA

0
142

Revisarlas regularmente y limpiarlas por completo. Primero de todo, se recomienda quitar las flores marchitas y secas. En ese sentido, se deben cortar con cuidado con una tijera afilada justo por detrás de la cabezuela de la flor.

Las plantas y las flores de interior son ornamentos naturales que embellecen los pasillos, dormitorios o salas de estar de cualquier hogar. No todo el mundo tiene mano para el mantenimiento de las plantas, pero poner en práctica unos consejos básicos es todo lo que se necesita para disfrutar de las plantas.

Siempre se ha dicho que es importante hablar a las plantas. ¿Nos escuchan? Es una gran incógnita, pero su apariencia es el mejor indicador para saber si estamos siendo buenos cuidadores.

Importantes estudios realizados han dado como resultado los beneficios que tienen las plantas en el hogar. Además de adornarlo lo purifican. Tener una planta dentro de nuestra vivienda hace más agradable el ambiente, se logra una acción tranquilizante y se reduce el estrés. Se ha comprobado también que aumenta la eficiencia laboral en las oficinas, disminuye la cantidad de polvo en el hogar en un 20% y reduce considerablemente los niveles de dióxido de carbono que son tan perjudiciales para la salud.

Son algunas recomendaciones, aunque si no hay cariño ni afecto, las plantas no lucirán como merecen.

Hay muchas variedades de plantas para el hogar. Los expertos recomiendan para los pasillos y escaleras plantas altas, palmeras, matas con tallos largos, verdes o de variados colores, mientras que en los dormitorios se puede colocar aloe vera, que aportan muchos beneficios y no necesitan muchos cuidados. En baños la hiedra, begonia y poto van muy bien ya que requieren de humedad. Para cocinas los helechos dan un toque especial. En definitiva, se deben elegir plantas que se adapten a la luz, humedad y temperatura de cada ambiente. Según los especialistas, esta cuestión es tan importante como el riego y la nutrición de las plantas. Todo esto influirá en definitiva en la creación de una atmósfera repleta de armonía y de paz imprescindible de cada casa.

Plantas de Primavera

Esta estación del año es el momento ideal para ocuparse de los bulbos y tubérculos de floración estival. Por ejemplo: azucenas blancas, dalias, begonias, gladiolos, fresias e ixia, entre otras. También es la estación perfecta para plantar margaritas, alegrías, amapolas, malvas, girasoles, claveles o violetas. Violeta de los Alpes es una planta que se adapta a cualquier sitio del hogar, siempre y cuando esté fresco, y con un riego moderado. El Lirio necesita de humedad normal, y de una temperatura moderadamente templada para embellecer con sus delicadas flores. La Begonia Grandiflora necesita de una temperatura ambiente moderada, y de humedad normal. Y por último, los Tulipanes se adaptan a espacios con mucha luminosidad, entradas de sol y necesitan de mucha humedad, y riego diario.

Entre las plantas de interior, se sugieren las siguientes: la costilla de Adán (Monstera deliciosa) tolera rincones oscuros. No tolera exceso de agua y se debe dejar secar el substrato antes de volver a regar. El Cuerno de alce (Platycerium bifurcatum) es un helecho epífito. Se recomienda regar semanalmente en verano y de manera quincenal en invierno. La cheflera (Schefflera actinophylla) es una excelente planta de interior que tolera una mala iluminación y algo de frío. En verano habrá que regalarla una vez por semana, mientras que en invierno los riegos se deben practicar cada 15 días. Espatifilo (Spathiphyllum wallissi) no debe situarse directamente al sol, incluso es una planta que tolera lugares sombríos. Hay que evitar los cambios bruscos de temperatura, siendo una planta que prefiere calor constante. Se recomienda regarla frecuentemente, al menos tres veces a la semana durante el periodo de máxima actividad de la planta, y más reducido durante el periodo de reposo. Helecho botón (Pellaea rotundifolia) es una planta que debe ubicarse en un lugar con sol filtrado y protegida de las corrientes de aire. Conservar el substrato permanentemente húmedo. Vaporizar si el ambiente es seco. Se recomienda abonarla quincenalmente durante el periodo de crecimiento.

Consejos

  1. Revisarlas regularmente y limpiarlas por completo. Primero de todo, se recomienda quitar las flores marchitas y secas. En ese sentido, se deben cortar con cuidado con una tijera afilada justo por detrás de la cabezuela de la flor.
  2. Limpiar las hojas de sus plantas. El polvo tapa los poros de la hoja y detiene su crecimiento. Por tanto, se aconseja limpiar las hojas con una esponja empapada en agua una vez al mes. Lo mejor para las plantas es limpiarlas con un pincel.
  3. Para la mayoría de las especies –menos los cactus y las variedades que no necesitan riegos moderados- al principio lo mejor es no dejar que el suelo se seque por completo entre dos riegos, y colocar la maceta sobre una bandeja que contenga agua y pequeñas piedras, cuidando no sumergirla.
  4. También es aconsejable que las nuevas plantas que se tengan en casa reciban mucha luz. Éstas no pueden vivir sin luz. Para ello, se deben ubicar en un lugar iluminado, donde puedan permanecer expuestas a la luz indirecta. Sin embargo, hay que tener en cuenta que demasiado sol puede quemar las hojas.
  5. Evitar las corrientes de aire ya que pueden perjudicar a las plantas y causar un choque térmico que las dañe. La mayor parte de las plantas de interior necesitan de 70 a 90% de humedad, algo imposible de conseguir en un apartamento. Para remediar este problema, se puede colocar un humidificador cerca de tus plantas.
  6. Se recomienda elegir preferentemente macetas de tierra cocida, en lugar de los tiestos de plástico. Y es que una planta sobrevive mejor si le falta agua que si se la riega en exceso. Una vez cada 15 días es suficiente para las plantas con tallos gruesos o troncos, y una vez por semana para las otras.