La Rehabilitación y la Fisioterapia, prácticas fundamentales en Ballesol para mejorar la calidad de vida de las personas mayores

0
329
Rehabilitación en residencia de ancianos

Los profesionales de las residencias de mayores Ballesol están convencidos de que mejorar la calidad de vida de las personas mayores es posible.

Por eso, no entienden ni conciben sus centros solo como espacios de cuidado y protección, sino también como lugares para lograr una mejora de las funciones físicas, cognitivas y emocionales de los mayores de nuestra sociedad.

«Uno de los principales retos que en la actualidad tiene el sector residencial y asistencial es lograr un incremento de la capacidad funcional de las personas mayores. Que éstas logren mantenerse autónomas por más tiempo, reduciendo el impacto que la pérdida de solvencia física pueda tener sobre sus rutinas y a la hora de realizar las actividades básicas de su vida diaria«, comentan desde la unidad de fisioterapia.

Con ese objetivo en el horizonte, la prevención de determinadas alteraciones discapacitantes constituye una línea de actuación e investigación muy importante en Ballesol.

Valoración funcional al ingreso

Para alcanzar resultados positivos es preciso realizar un estudio funcional de la persona en el momento de su ingreso, con el fin de establecer una valoración muscular, articular y del dolor, así como también de su marcha y equilibrio.

El correcto tratamiento dependerá de la coordinación de todo el equipo y del trabajo interdisciplinar en torno al residente o paciente.

En este sentido y siempre bajo la supervisión médica, las distintas figuras que trabajarán en Ballesol para mejorar la funcionalidad del residente serán:

  • Fisioterapeuta que se encargará de la rehabilitación física.
  • Terapeuta ocupacional que trabajará las actividades de la vida diaria de vara al retorno al domicilio.
  • Psicología que dará apoyo emocional y dirigirá el proceso de adaptación al centro.
  • Tasoc o Técnico de Animación Sociocultural que hará la estancia del residente más agradable, lúdica y divertida.

En definitiva, una valoración y abordaje geriátrico integral que contempla, no solo aspectos rehabilitadores, sino también los síndromes geriátricos asociados, como el riesgo de caídas o el dolor, optimizando, a su vez, la medicación.

Tratamiento de patologías en Ballesol

Además de la rehabilitación aplicada a personas con procesos crónicos, Ballesol se presenta como continuación a una correcta actuación hospitalaria. Se trata de una solución terapéutica de cara a contrarrestar y anular síntomas invalidantes.

Concretamente, en Ballesol se lleva a cabo una rehabilitación traumatológica de fracturas de cadera, húmero, muñeca, aplastamientos vertebrales y artroplastia de cadera y rodilla, aplicando tratamientos específicos en cada caso, encaminados a recuperar la máxima movilidad y la independencia a la hora de realizar las actividades de la vida diaria.

El bienestar depende de una adecuada combinación de muchos factores, en la que el ejercicio físico es determinante.

La prevención de alteraciones discapacitantes, es una de las líneas fundamentales de investigación en Ballesol.

Sus residencias son una solución terapéutica y rehabilitadora de cara a contrarrestar y anular síntomas invalidantes, tras una operación.

Asimismo, estas residencias son también expertas en rehabilitación neurológica, aplicando tratamientos específicos en casos de Ictus, lesiones musculares o enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, la Esclerosis Múltiple o la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Programa «Reactívate»

Ahora más que nunca se incide en la necesidad de cuidarnos.

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja, al menos, dedicar alrededor de 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas, aeróbicas.

En entornos residenciales y asistenciales, las recomendaciones se enfocan hacia actividades dirigidas a evitar la fragilidad, recuperar la movilidad y mejorar la capacidad cognitiva de las personas mayores.

Y todo ello con programas de ejercicios multicomponente.

Con ese objetivo, en las residencias Ballesol han apostado por un proyecto individualizado denominado REACTÍVATE, una iniciativa capaz de revertir los efectos de la falta de actividad o, al menos, disminuirlos en la medida de lo posible.

La reducción de la movilidad, la pérdida de masa y fuerza muscular son algún as de las consecuencias derivadas de periodos largos de inmovilismo.

También influyen los cambios en los hábitos y rutinas que hemos sufrido este último año, sobre todo entre la población mayor.

Se revela, por lo tanto, fundamental revertir esa situación para lograr mantener la calidad de vida.

El abordaje integral de REACTÍVATE se complementa con la aportación fundamental de terapia ocupacional para desarrollar las actividades de la vida diaria (AVD) y capacitar a las personas en su promoción de la salud, autonomía y calidad de vida.

«Favorecer la restauración de la función, suplir los déficits invalidantes con fines terapéuticos y conseguir la mayor independencia posible del residente en todos sus aspectos«, son algunos de los objetivos incluidos por el departamento de Terapia Ocupacional de Ballesol en el programa.

No lo dudes más y solicita información sin compromiso.

Artículo publicado en el periódico ABC.