Las caídas como causa principal de accidente en las personas mayores

0
24
recuperación de una fractura de cadera

Día Mundial de los Primeros Auxilios

Cada 11 de septiembre se celebra el Día Mundial de los Primeros Auxilios, una fecha promovida por las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de todas partes del mundo.

La finalidad de este día es invitar a los gobiernos de todo el mundo a conocer y compartir la práctica y técnicas de primeros auxilios, para que toda la sociedad esté preparada con conocimientos básicos ante una situación de emergencia.

Para este año 2021, el tema central de la campaña del Día Mundial de los Primeros Auxilios es “Sea un Héroe en su Escuela y en la Comunidad“.

Cuidado del Adulto Mayor

Los primeros auxilios son los cuidados y procedimientos que se le brindan en el acto a una persona que ha sufrido un accidente o enfermedad repentina, con el fin de prevenir y aliviar dolencias hasta la llegada de personal capacitado que puedan ayudarlos o trasladarlos a un centro hospitalario.

Los primeros auxilios en adultos mayores no difieren en gran medida de los primeros auxilios para niños, jóvenes o adultos, pero existen ciertas urgencias que son más comunes en estas personas debido a los cambios que experimenta el cuerpo en esta etapa de la vida, como, por ejemplo, las caídas.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, aunque no resulten mortales, cada año cerca de 37,3 millones de caídas de personas mayores de 60 años revisten suficiente gravedad como para requerir atención médica.

Las lesiones más frecuentes son fracturas, en el fémur, el húmero, las muñecas, las costillas o la fractura de cadera, siendo la causa más habitual.

La recuperación de una fractura de cadera es un proceso lento y normalmente doloroso que puede llegar a tener repercusiones funcionales importantes y precipitar discapacidades o patologías que deben ser tratadas por profesionales en residencias de ancianos especializadas.

recuperación de una fractura de cadera

En caso de emergencia con una persona mayor, ya sea por una caída o por otro tipo de accidente, se deben cumplir una serie de recomendaciones muy básicas que pueden facilitar el bienestar futuro de la persona herida, tras contactar a los servicios de emergencia:

  • Conservar la calma en todo momento.
  • No movilizar a la persona herida, a menos que la situación lo requiera.
  • Evitar aglomeraciones de personas.
  • Brindar apoyo emocional a la persona afectada en todo momento.

Estas recomendaciones pueden aplicarse con cualquier persona que pueda precisar de nuestra ayuda en algún momento determinado y, pueden hacer que nos convirtamos en héroes.

Véase también: ¿Fisioterapia o Rehabilitación? Descubre la diferencia