LAS PERSONAS MAYORES Y LA ENFERMEDAD DE ELA

0
211
ENFERMEDAD DE ELA

El Día Mundial de la Lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica o ELA se celebra cada 21 de junio con el objetivo de concienciar acerca de esta enfermedad y, además, se aprovecha este día para exigir más investigación, ya que afecta sobre todo a las personas mayores.

La investigación de este tipo de enfermedades es el pilar fundamental para conseguir aumentar la esperanza de vida de los pacientes de ELA.

Cada año, desde 2019, diversas organizaciones de pacientes llevan a cabo la campaña “Luz por la ELA” iluminando en color verde -color que simboliza la enfermedad- los monumentos más emblemáticos de las ciudades.

Se trata de una acción que pretende dar visibilidad a esta enfermedad que afecta en nuestro país a más de 3.000 personas.

¿Por qué se produce la ELA?

La Esclerosis Lateral Amiotrófica o ELA, es una enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta a las células nerviosas del cerebro y a la médula espinal, causando pérdida del control muscular.

La ELA a menudo es conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, en honor al jugador de béisbol al que se le diagnosticó la enfermedad por primera vez.

Los médicos generalmente no saben por qué se produce la ELA, no tiene un origen conocido, pero si se sabe que en el 90% de los casos es herencia genética o antecedentes familiares.

Eventualmente, la ELA afecta el control de los músculos necesarios para el movimiento, el habla, comer y respirar.

No se ha descubierto una cura para esta enfermedad mortal.

La ELA y las personas mayores

La incidencia de esta enfermedad en España es cada vez mayor, se calcula que anualmente se producen 900 nuevos diagnósticos, siendo entre las personas mayores de 60 años, los más proclives a padecer ELA.

Estamos ante una enfermedad degenerativa, como podría ser el Alzheimer o la Demencia, progresa con el tiempo y los pacientes van evolucionando negativamente hasta que se produce una parálisis completa, causando una dependencia total sobre todo en personas de edad avanzada.

Por lo que, llegado el caso de que una persona mayor padezca tal grado de la enfermedad, es posible que esté mejor atendido en una residencia de ancianos especializada en este tipo de enfermedades, de carácter progresivo e incurable.

En las Residencias para mayores Ballesol, atienden a personas mayores y no tan mayores con ELA, a los que prestan una atención integral formada por un equipo multidisciplinar: psicólogos, fisioterapeutas, médicos, enfermeros, etc. con el fin de aliviar los síntomas de la enfermedad y mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Según diversos estudios publicados y reconocidos, una atención integral y multidisciplinar por parte de profesionales especializados no sólo mejora la calidad de vida sino también puede contribuir a alargar el proceso de evolución de la enfermedad.

Si te gustaría obtener más información, Ballesol pone a tu disposición su servicio gratuito de Orientación e Información.