Neumonía en ancianos: Complicaciones

0
40

Cada 12 de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Neumonía, una enfermedad que afecta sobre todo a la población infantil y que puede ser potencialmente mortal, sobre todo en personas mayores.

residencias de ancianos

Esta celebración tiene como objetivo concienciar a la población sobre los riesgos de esta patología y su elevado índice de mortalidad, sobre todo entre las personas mayores de 65 años.

¿Qué es la neumonía?

La neumonía es una infección que inflama los sacos aéreos de uno o ambos pulmones. Los sacos aéreos se pueden llenar de líquido o pus (material purulento), lo que provoca tos con flema o pus, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar.

Diversos microrganismos, como bacterias, virus y hongos, pueden provocar neumonía.

España es el tercer país de la Unión Europea con mayor índice de neumonía y más del 40% de los enfermos de neumonía son personas de edad avanzada.

¿Cómo prevenir la neumonía en ancianos?

Desde UNICEF nos proponen algunas soluciones simples con las que se puede prevenir esta enfermedad mortal tanto en personas mayores como en niños.

La lucha contra las muertes causadas por neumonía se centra en la prevención, la protección y, cuando se produce la infección, todo depende de un buen tratamiento:

Prevención: Las vacunas. Es muy importante que las personas mayores de 65 años, o con factores de riesgo, se pongan la vacuna antineumocócica.

Esta vacuna protege contra la neumonía.

El paciente debe volver a vacunarse aproximadamente cada cinco años.

Además, también se aconseja a los ancianos que se pongan la vacuna contra la gripe.

Además, una buena nutrición es un factor clave en las personas mayores. Una persona mayor desnutrida tiene su sistema inmunitario debilitado y es más propenso a sufrir cualquier tipo de infección, incluida la neumonía.

Protección: La lactancia. La lactancia materna exclusiva en los 6 primeros meses de vida es una forma muy efectiva para proteger a los niños de neumonía y otras enfermedades infecciosas. Además de una buena nutrición, el lavado de manos, el agua potable y la descontaminación del aire de humos, también puede proteger a los niños de la neumonía y de esta forma evitaremos que puedan desarrollar neumonía en el futuro.

Tratamiento: Los antibióticos. Para salvar a las personas de la neumonía se necesita actuar rápidamente ante cualquier posible síntoma, incluyendo la dificultad de respiración y la tos.

El tratamiento para la mayoría de los tipos de neumonía suele ser el uso de antibióticos.

Te interesa

Residencia de ancianos en Madrid

Residencia de ancianos en Alicante

Residencia de ancianos en Málaga

Residencias de ancianos en Alicante: Así es Ballesol

Residencia de ancianos precios

Recuperación de una fractura de cadera

Respiro Familiar

¿Necesitas información sobre residencias de ancianos privadas o apartamentos para mayores?

Ponte en contacto y te ayudaRÁN sin compromiso