5 peores dietas con efecto rebote y perjudiciales para tu salud

0
40

Hoy es el Día Internacional sin dietas, una celebración que tiene su origen gracias a la feminista británica Mary Evans Young, quien en el año 1992 decide emprender una lucha en contra de las empresas e industrias encargadas de promocionar el consumo de productos dietéticos y las dietas perjudiciales.

mejores dietas para adelgazar

Todos queremos tener un buen físico, algunos por pura estética y otros por salud, en cualquier caso, debemos tener en cuenta que no todo vale a la hora de perder peso, el precio a pagar puede ser caro.

Las dietas más extremas y que prometen una pérdida de peso rápida garantizan un ‘efecto rebote’, así como problemas de salud.

Resulta irónico que nuestro objetivo pueda ser mejorar nuestro aspecto físico y mejorar nuestra salud, poniendo en práctica ciertas dietas que pueden terminar empeorándolo todo.

Según el artículo publicado en el periódico El Español, el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) lanza su novena edición de la clasificación de mejores y peores dietas.

El ránking está respaldado por una veintena de expertos en obesidad y cuidado de la salud, entre ellos médicos endocrinos y cirujanos bariátricos, nutricionistas clínicos y deportivos, dietistas, psicólogos, terapeutas y entrenadores físicos.

Top 5 peores dietas de España

Dieta del pinchazo

Más que de una dieta, se trata de un fármaco inyectable con cuya ayuda se pretenden perder los kilos de más prácticamente sin esfuerzo alguno.

Dieta de los parches

El concepto que nos venden acerca de los parches adelgazantes es más que tentador, ya que promete perder entre 4 y 8 kilos al mes por el módico precio de los 25 euros el paquete.

Dieta Keto

La dieta Keto o cetogénica con sus variantes más polémicas, como Atkins, Scardale o Dukan, promete una pérdida de peso importante, de 2 a 3 kilos a la semana, y a menudo se relaciona con los nombres de Jennifer López o la actriz Halle Berry. 

Se trata de una alimentación basada en un 70 u 80 por ciento en la ingesta de proteínas y grasas.

Dieta de bebé

Este método con la que se pueden perder hasta 3 kilos en una semana imita la dieta de un bebé y triunfa entre las mujeres más jóvenes y celebrities, como Lady Gaga o Jennifer Anniston. Consiste en suplir la alimentación diaria sólida por alimentos triturados.

Dieta disociada severa

Llevada al extremo, esta pauta promete perder unos 3 kilos a la semana y es una de las favoritas de la actriz Kate Winslet y de la cantante Kilye Minogue

Las dietas disociadas surgieron en los años 30 y forjaron la idea de que no se podían mezclar alimentos de carácter ácido en la dieta, porque las enzimas digestivas se bloqueaban y no podían llevar a cabo su función. 

Top 5 más indicadas para 2022

Contribuyen a llevar un estilo de vida saludable.

Sostenibles en el tiempo y sin efecto rebote, buscan una pérdida de peso moderada, hasta 1,5Kg por semana y no más de 6Kg al mes.

Se nutren de todos los grupos de alimentos teniendo en cuenta su distribución, biodisponibilidad y las cantidades para garantizar el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Además, normalmente son monitorizados por endocrinos, nutricionistas o dietistas. 

Cambio 360

En este plan la actividad física es diaria y primordial, de modo que se pueden llegar a perder entre 2 y 4 kilos durante las primeras 2 semanas y de medio a un kilo en las posteriores. Esta dieta es desaconsejada en caso de diabetes o colesterol alto donde se requiere una adaptación y control adicional.

Psiconutrición o no dieta

La ex modelo Heidi Klum o Ana de Armas son entre las famosas que se niegan a estar a dieta, aunque eso sí, vigilan mucho su alimentación. Es un planteamiento más bien para mantener un peso saludable, pero en combinación con una actividad física adecuada permite perder medio kilo a la semana

Realfood

La característica fundamental de este movimiento es que quienes lo siguen cuidan su salud a base de “comida real” que engloba tanto los alimentos enteros y frescos, que han sido mínimamente procesados, como los alimentos que han sido procesados pero que conservan la calidad y las propiedades saludables iniciales del alimento.

Dieta mediterránea

Esta dieta es la favorita de nutricionistas y especialistas, seguramente te sonará.

La base de esta dieta es un gran consumo de fruta, verdura y legumbres y moderado de alimentos de origen animal, junto a la eliminación total de alimentos precocinados y de comida rápida.

Dieta flexitariana

Se trata de un estilo de vida basado en el consumo de una alimentación vegetariana en la que solamente de manera puntual –suele ser fuera de casa o en comidas sociales donde es más complicado seguir una pauta vegetariana o estrictamente vegana– se consume carne o pescado. 

Ballesol presenta el nuevo modelo de texturización de alimentos