La Artritis: una enfermedad más frecuente de lo que pensamos

0
29
mejores residencias para mayores

La artritis es una enfermedad que afecta a 1 de cada 5 personas de todas las edades, desde niños, personas jóvenes y hasta adultas, pero sobre todo a personas mayores.

De hecho, es una de las enfermedades más comunes de las articulaciones.

Desde 1996 se celebra el Día Mundial de la Artritis, una efeméride instituida por la organización Arthritis and Rheumatism International (ARI) para brindar apoyo a las personas que la padecen y sus familias.

¿Qué es la Artritis?



Se trata de un trastorno inflamatorio que afecta, en su mayoría, a personas de la tercera edad en zonas del cuerpo como las manos, las muñecas, los tobillos, las rodillas, etc.

Esta enfermedad es de carácter crónico, es decir, no tiene cura y es degenerativa (empeora con el paso del tiempo).

La mencionada inflamación provoca rigidez que deriva en fuertes dolores y pérdida de movilidad por lo que, si no se trata adecuadamente con unos cuidados muy específicos, puede llegar a suponer una incapacidad o incluso dependencia.


Tratar la Artritis en una residencia de ancianos



No existe una causa concreta para esta enfermedad por lo que todavía no existe un método eficaz de prevención.

Sin embargo, si existen formas específicas de paliar la enfermedad y fortalecer el organismo para luchar contra los síntomas y retrasar la aparición de los mismos.

Aunque podemos tratar algunos de los síntomas de esta enfermedad de manera particular, si es cierto que una persona mayor con artritis necesitará unos cuidados muy específicos de la mano de profesionales altamente cualificados de distintas disciplinas en áreas adaptadas para ello.

Por ejemplo, en las residencias para mayores de Ballesol encontraremos, además de fisioterapeutas, médicos, enfermeros y nutricionistas, terapeutas ocupacionales, que enseñarán al adulto mayor ejercicios para mantener flexibles las articulaciones.

El terapeuta ocupacional también se encargará de sugerir nuevas formas de realizar tareas de la vida cotidiana que serán más fáciles para las articulaciones afectadas.

De esta forma, combinando tratamientos médicos con todo tipo de terapias y ejercicios, la persona mayor puede ver mejorada su calidad de vida de manera notable y frenar el deterioro físico.

Sin estás buscando una residencia de ancianos para la recuperación de una fractura de cadera, puedes encontrar la más cercana pinchando aquí.


Véase también: Mitos sobre el chocolate que te sorprenderán